Haití celebra su fiesta vudú del “guédé” en plena crisis de violencia

haiti-celebra-su-fiesta-vudu-del-“guede”-en-plena-crisis-de-violencia

Puerto Príncipe, EFE.- Haití celebró este lunes la primera de dos jornadas del “guédé”, la fiesta vudú con motivo del Día de los Difuntos, en un contexto de una de las peores crisis de violencia de los últimos años a consecuencia de la acción de las bandas armadas.

 Los grupos criminales, principalmente el G9 Fanmi e Alye, llevan meses haciendo cundir el terror y, con la excepción de dos breves treguas tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, el 7 de julio, y del terremoto que asoló el sur del país el 4 de agosto.

Haití celebró este lunes la primera de dos jornadas del “guédé”, la fiesta vudú con motivo del Día de los Difuntos
Para los creyentes de haití, “el vudú es más que una religión.

 Los bandidos roban, violan, asesinan y secuestran indiscriminadamente y también han bloqueado durante semanas el suministro de combustible, causando desabastecimiento en el mercado.

  Estos males, según un sacerdote vudú, “hougan” en creole, son voluntad divina- “Todo lo que está pasando sale de Dios. Les encuentran sobre la tierra. El secuestro, el desorden, el odio… Todo sale de Dios”, afirmó entre las concurridas tumbas del Cementerio General de Puerto Príncipe, durante la fiesta del “guédé».

 EL GUÉDÉ

 El vudú es una religión que poco tiene que ver con el cliché de muñecos asaeteados por alfileres que Hollywood ha difundido con sus películas.

 Para los creyentes haitianos, “el vudú es más que una religión. El vudú abarca casi todo. Abarca la medicina. Es la guía de la espiritualidad. Es social, cultural y tradicional”, explicó a Efe Tamie Dulia Dufreine, una devota que, en el ámbito de este cuerpo de creencias, se hace llamar Marie Jeanne-Mambo.

 El “guédé”, la celebración del Día de los Muertos, llena los camposantos durante dos días de color, música, rezos, ofrendas, ritos, trances y olores.

 “Es dentro del cementerio donde se encuentra la alta magia”, y la hay de todo tipo, “de tratamiento, protección, suerte y devolución de la asignación. La fiesta de guédé representa la liberación de la esclavitud”, apuntó la experta.

 En el Cementerio General el aire es embriagador, pero no en el sentido de fragante, sino por los vapores que emanan los litros de alcohol derramados para honrar a los muertos en un ambiente de calor asfixiante, efluvios que, en ocasiones, se mezclan con el humo de la marihuana.

 Ofrendas de comida, café, dinero, flores o velas son depositados por aquí y por allá, en sepulcros o frente a coloridas figuras hechas en relieve pero, sobre todo, predomina el ron, blanco o añejo, vertido sobre tumbas, calaveras y huesos.

Compartir