COLOMBIA: Duque saca el Ejército a la calle y llama a «conversación nacional»

BOGOTA.- Las autoridades de Colombia decretaron este viernes toque de queda en Bogotá y ordenaron el despliegue del Ejército para actuar junto a la policía en labores de seguridad.

Eso después de que el viernes se registraran «saqueos» y «actos vandálicos» en una nueva jornada de protestas tras el «histórico» paro nacional del jueves.

Mientras tanto, el presidente Iván Duque se comprometió a una «conversación nacional» la próxima semana para tratar de aliviar las tensiones.

Toque de queda

Miles de personas se habían reunido en la Plaza Bolívar de Bogotá el viernes temprano luego de un llamado de los líderes de la oposición para renovar las protestas.

«Estamos aquí para seguir protestando contra el gobierno de Duque», dijo la estudiante Katheryn Martinez, de 25 años, quien estaba con su padre Arturo, de 55 años.

Sin embargo, la multitud se dispersó cuando la policía empezó a disparar gases lacrimógenos. Los testigos dijeron que algunos manifestantes se reagruparon en las calles cercanas y continuaron cantando.

Según las autoridades, este viernes se reportaron algunos actos vandálicosen algunos sectores de la capital, como resultados de los cuales se vieron afectadas 76 estaciones y 79 autobuses del servicio de transporte conocido como Transmilenio, así como varios supermercados.

«Esta no es una marcha democrática. Aquí lo que tenemos es una minoría de delincuentes que destruye los bienes», afirmó en conferencia de prensa el alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa.

El funcionario indicó que el toque de queda abarcaría las zonas de Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar, desde las 20:00 de este viernes (01:00 UTC del sábado) hasta las 5:00 del sábado.

Más tarde, el presidente Duque anunció que el toque de queda regía para toda la capital  y confirmó el despliegue de los militares en las calles «para garantizar la seguridad en los lugares donde se está viendo perturbada la tranquilidad».

Las autoridades locales ya habían decretado en la mañana una ley seca en toda la ciudad  hasta el mediodía del sábado 23 de noviembre.

El toque de queda no impidió que hubiera algunas concentraciones de manifestantes e incluso «cacerolazos» en la capital.

No obstante, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció el viernes por la noche que los actos de vandalismo estaban bajo control en Bogotá y que el toque de queda estaba siendo exitoso.

wj/am

»

Compartir