La petición del traslado del caso de Carla Massiel hacia el Distrito Nacional es una táctica de la defensa para retrasar el conocimiento del fondo y atraer atención mediática, afirmó uno de los abogados que intervienen en el proceso.

Luis Rivas, defensor de Liliana Santana, dijo que la audiencia preliminar ha sido aplazada en siete ocasiones, provocada por Plutarco Jáquez, abogado de la señora Diolandita Cabrera, madre de Carla Massil, y otras por el imputado Darwin Trinidad Infante, sin producirse ninguna dilación atribuible a los juzgadores.

Sin embargo, dijo que no se opone a que el proceso sea conocido en la jurisdicción del Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo o en el “Tribunal de la Haya”, porque lo que quieren es que se agilice el proceso.

Dijo que Liliana Santana no ha tenido ningún tipo de privilegio y que fue ella quien pidió a la Fiscalía que la investigaran, contrario a la expresión de Plutarco que ella ha sido sacada por el despacho de los jueces como una especie de privilegio.