Levantó un imperio multimedia con clubes, mansiones, películas y televisión, representado por mujeres con disfraces de conejita y pajarita

El fundador de la revista Playboy, Hugh M. Hefner, un hedonista fumador en pipa que simbolizó la revolución sexual en la década de 1950, falleció el miércoles. Tenía 91 años.

Hefner, que levantó un imperio multimedia con clubes, mansiones, películas y televisión, representado por mujeres con disfraces de conejita y pajarita, murió de causas naturales en su casa y rodeado por su familia, dijo la revista en un comunicado.

Como ocurrió con otros, Hefner ayudó a sacar el sexo de su envoltorio opaco y a hacerlo un tema de conversación habitual.

En 1953, cuando los estados podían prohibir legamente los anticonceptivos y la palabra “embarazada” estaba vetada en el programa del momento en la televisión estadounidense, “I Love Lucy”, Hefner publicó el primer número de Playboy, que incluía fotografías de una Marilyn Monroe desnuda (tomadas años antes) y un editorial que prometía “humor, sofisticación y picardía”. La Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial habían terminado y el país estaba listo para desvestirse.

Playboy se convirtió pronto en la fruta prohibida para los adolescentes y en una biblia para hombres con tiempo y dinero, preparados para las noches que recomendaba la publicación: luces bajas, tragos, jazz suave, reflexiones profundas y deseos aún más profundos. En un año, su tirada rozó los 200.000 ejemplares. En cinco, había superado el millón.

En la década de 1970, la revista tenía más de siete millones de lectores y había inspirado a otras similares como Penthouse y Hustler. La competitividad e internet redujeron su circulación a menos de tres millones en el siglo XXI, y el número de publicaciones anuales pasó de 12 a 11.

En 2015, Playboy dejó temporalmente de publicar imágenes de mujeres desnudas, apuntando a la proliferación de desnudos en internet, pero recuperó su seña de identidad a principios de este año.

Hefner y Playboy siguen siendo marcas reconocidas en todo el mundo.