Las fuertes lluvias  y vientos que se registran desde la madrugada han generado inundaciones y derrumbes en distintos sectores, incluyendo una pared del cementerio municipal de la avenida 30 de marzo, de esta ciudad de Santiago.

Hay decenas de casas inundadas, algunas de ellas destruidas, aunque la Defensa Civil no puede especificar el número porque está haciendo un levantamiento de los daños.

En la ciudad se observan muchos árboles caídos, postes del tendido eléctrico derribados, el servicio energético interrumpido en gran parte de la ciudad de Santiago.

Se desbordaron los arroyos y cañadas de Santiago y sus alrededores desde esta madrugada, entre esos están los arroyos Quinigua, Jacagua, Gurabo y las cañadas del Diablo, Ponte Suela, Vuelta Larga y Elías.

Según Francisco Arias de la Defensa Civil, las inundaciones han sido mayormente en Hoyo de Puchula, donde se ha confirmado que una vivienda colapsó, el sector El Fracatán y otros de la periferia de Cienfuegos.

A la presa de Tavera le siguen liberando agua, unos 300 metros cúbicos, pero en Santiago la mayor amenaza de esa presea en Rafey, donde aún no se registran mayores inundaciones.

La preocupación mayor por el desagüe de la presa es para la Línea Noroeste.

La ciudad de Santiago luce solitaria, solo se observan vehículos de la policía, de los organismos de socorro y los medios de comunicación.