SAN ZENÓN, DAVID, GEORGES Y OTROS CICLONES HAN MARCADO A DOMINICANOS

Al menos 78 fenómenos climáticos, entre ellos 33 huracanes, han afectado a República Dominicana desde 1872 hasta la fecha. De esa cantidad cuatro de ellos llegaron a alcanzar categoría 4, y esa misma cantidad fue categoría cinco.

Para la madrugada de este jueves la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) estima que se comenzarán a sentir en el país los efectos del huracán María, el cual ha alcanzado categoría 5, convirtiéndose en el quinto fenómeno que afectaría al país con esa magnitud.

El primer huracán que se registró con categoría 4 y pasó por República Dominicana fue San Zenón, en 1930. El huracán rozó tierra dominicana a la altura del cabo Caucedo, donde está ahora el aeropuerto Las Américas. La velocidad de sus vientos fue de más de 180 kilómetros por hora.

Testimonios que fueron publicados en LISTÍN DIARIO de la época indican que la tormenta destruyó en menos de dos horas casi toda la ciudad. La zona menos afectada fue la colonial, pero los barrios al norte y al oeste de las viejas murallas fueron casi completamente barridos. Se estimaron más de tres mil muertos.

Las lluvias se mantuvieron durante todo el día y casi toda la noche del 3 de septiembre de 1930, aunque disminuyendo en intensidad y con vientos también declinando.

El segundo huracán categoría 4 que afectó al país fue Inés, en 1966. El fenómeno tuvo vientos que superaban los 200 kilómetros por hora. Inés devastó gran parte del litoral Sur, desde Barahona hasta Santo Domingo, dejando cientos de muertos, heridos y desaparecidos.

El fenómeno que entró el 29 de septiembre por la península de Barahona, se convirtió en el huracán más devastador de los que han tocado la costa Sur de República Dominicana.

La primera cola de Inés derribó casas a todos los niveles, tiró abajo el tendido eléctrico y derribó literalmente todos los árboles. La segunda se llevó la fortaleza, una hermosa obra construida en piedras, al cine Doris se le fue el techo superior, y una moderna granja a la entrada del poblado quedó barrida.

Otro huracán que afectó al país fue el Beulah, en 1967. Éste amenazó la ciudad de Santo Domingo y luego se movió al oeste para pasar sobre la isla Beata, pero tuvo fuertes precipitaciones en el sur del país.

El huracán David fue otro de los que marcó el país. Ocurrido el 31 de agosto de 1979 y llegó a alcanzar categoría 5. Sus vientos máximos sostenidos eran de 280 kilómetros por hora. David destruyó en más de un 70 por ciento el alumbrado eléctrico y dañó seriamente el Acueducto de Santo Domingo y el sistema telefónico.

Entró al territorio dominicano entre Haina y San Cristóbal. Las pérdidas en el sector agropecuario superaron los 1,000 millones de dólares, dejando en una gran crisis económica al Estado.

Cientos de familias en zonas vulnerables fueron trasladadas a los barracones de Canta La Rana, en Los Alcarrizos, con el juramento de que estarían allí solo el tiempo que se tomaría construir apartamentos.

En 1987, el huracán Emily con una típica trayectoria parabólica penetró sobre las costas sur cerca de Nizao y la bahía de Neiba saliendo al atlántico al norte de Haití.

El huracán Georges, de categoría 3, es recordado debido a su devastación. Llegó a la isla el 22 de septiembre de 1998; entró por el este, en cuya región destruyó viviendas. Generó altas precipitaciones y desbordamiento de ríos. Se estima que murieron cientos de personas.

En septiembre del 2004 pasó cerca del país el huracán Iván, que dejó en sus primeras horas cuatro muertos y unas seiscientas evacuadas por las fuertes lluvias y oleajes que provocó.

El huracán Félix fue la sexta tormenta en recibir dicho nombre, quinto ciclón tropical y segundo huracán de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2007. Su formación se da a partir de una onda tropical al este del océano Atlántico donde le favoreció un desarrollo muy acelerado durante el día 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre de 2007. Aunque no llegaron a ser huracanes, las tormentas Noel y Olga, el 28 de octubre y el 11 del mes de diciembre, respectivamente, fueron de los fenómenos que más afectaron al país.

Noel alcanzó vientos sostenidos de casi 64 kilómetros por hora con una velocidad menor a los 97 kilómetros por hora. 73 personas murieron, 43 desaparecidos, 64,096 personas fueron evacuadas y 1,526 rescatadas. El fenómeno provocó la destrucción del poblado del Duey en Villa Altagracia y el aislamiento de 39 comunidades de la región Sur por la caída de puentes y crecida de ríos.

Mientras que la tormenta Olga dejó 14 muertos en la República Dominicana, 34,480 personas damnificadas y daños en 6,896 casas. Además de 76 poblados incomunicados. La provincia más afectada fue Santiago, por el desfogue inusitado de la Presa de Tavera por parte de las autoridades del Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos (INDHRI).

En octubre de 2012 el huracán Sandy provocó en República Dominicana efectos de nubosidad, estando a unos 25 kilómetros de la isla Gran  Abaco con vientos máximos de 130 kilómetros por hora.

El año pasado el huracán Mathew pasó a categoría tres y se encontraba a unos 515 kilómetros al suroeste de Santo Domingo, causando inundaciones y desbordamientos de ríos en el país.

Los efectos del huracán Irma dejaron en el país postes eléctricos y árboles derribados con un oleaje agresivo debido a los fuertes vientos huracanados en varias provincias, sin que se registraran pérdidas humanas.