El Gobierno de Puerto Rico tiene preparados un total de 456 refugios en previsión de que el huracán Irma, de categoría 3, impacte esta semana a la isla a su paso por la región del Caribe.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo hoy en conferencia de prensa que en breve se dará a conocer el listado de refugios, en previsión del paso de un huracán que pasaría a mitad de la próxima semana a 240 kilómetros al noreste de la isla caribeña.

“Pido a la población que permanezca en calma pero a la vez esté preparada”, señaló Rosselló durante su comparecencia en la Agencia Estatal de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, donde mantuvo una reunión con los jefes de agencia implicados en el plan para atender el posible impacto del huracán Irma sobre Puerto Rico.

El jefe del Ejecutivo subrayó que es necesario prestar mucha atención al fenómeno, ya que se esperan en Puerto Rico vientos sostenidos de más de 90 kilómetros por hora.

“El sistema eléctrico es vulnerable, la infraestructura está deteriorada, no es un secreto”, reconoció Rosselló ante los temidos apagones, que la estatal Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE) ha reconocido se producirán dado el pobre mantenimiento prestado en los últimos años.

En cuanto a el cierre de escuelas y el horario de trabajo para los próximos días, explicó que este lunes los centros escolares y agencias públicas tendrán el horario habitual, por lo que habrá que esperar a conocer más detalles de la evolución del sistema para determinar la interrupción de las clases y jornada laboral.

Rosselló destacó que el Gobierno está en contacto permanente con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para que esa entidad estadounidense pueda prestar la ayuda necesaria a la isla caribeña ante el paso del huracán Irma.

El director de la división del Caribe de FEMA, Alejandro de la Campa, señaló durante la conferencia de prensa que la agencia federal tiene ya disponible en Puerto Rico medio millón de litros de agua embotellada y 300.000 raciones de comida, además de suficientes generadores de energía para afrontar cualquier situación de emergencia.

De la Campa informó que este lunes llegará desde EE.UU. un equipo de búsqueda y rescate, otro médico y que el Ejército estadounidense está presto a actuar cuando sea necesario.

El gobernador adelantó que el transporte marítimo entre la isla principal y las de Vieques y Culebra dejará de operar a partir del martes y que hay ya en vigor una orden del Departamento de Asuntos del Consumidor (Daco) que prohíbe el aumento del precio del combustible.

Rosselló sostuvo que, a pesar de los graves problemas de liquidez que sufre Puerto Rico, los gastos extra que supondrán todos los preparativos para el paso de Irma están cubiertos gracias a un fondo de emergencia disponible para estas situaciones.

Agregó que hay un protocolo que establece qué agencias deberán actuar en cada momento.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó en su último parte de que el huracán presenta vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora y se espera “un fortalecimiento adicional” en los próximos dos días, cuando incluso podría llegar a categoría 4.

El huracán continúa su desplazamiento sobre el Atlántico rumbo al Caribe y su proximidad a las Antillas Menores ha motivado la emisión de advertencias para algunas islas.

Irma se mueve con dirección oeste a una velocidad de traslación de 22 kilómetros por hora y su trayectoria ha motivado la emisión de alertas para las islas de Antigua, Barbuda, Anguila y Montserrat, así como para las islas de Saba, San Eustaquio y Sint Maarten.