Los padres de Emely Peguero Polanco dicen que no albergan odio y califican a los asesinos de su hija como sicópatas, al tiempo que reclaman que se le imponga la pena máxima.

Aunque el cadáver de Emely fue hallado anoche dentro de una maleta en la comunidad La Guama del municipio Cayetano Germosén, los señores Genaro Peguero y  Adalgisa Polanco no tienen el valor de ver la cara de su pequeña de 16 años. Prefieren recordarla risueña y alegre, según dijo su madre.

Dicen que no albergan odio en su corazón, pero confían en que Dios le dará la fuerza que necesitan. “Nadie tiene el alcance que tiene la luz divina del Señor. Yo pudiera llevar odio y rencor, pero Dios no me da fuerza para eso” expresó Peguero en su vivienda esta mañana.

Peguero clamó a las autoridades someter a la justicia a todos los involucrados en el doble asesinato, al referirse a su hija y el bebé que llevaba en su vientre.

“Le pido a Danilo Medina, a la primera dama y a la justicia dominicana que todavía no hemos terminado, hay que seguir hasta que caiga todo aquel que hasta prestó dinero para que se hiciera esta vagabundería. Merecen la pena máxima”.

Peguero también agradeció al pueblo dominicano por el apoyo que han recibido en este proceso tan doloroso.

Pide que Marln Martínez pague la misma condena que su hijo Marlon Martínez, señalado como el responsable del asesinato de Emely. “Si hubiera una cárcel en el mar, ella (Marlin) debería estar ahí para que no pise la tierra dominicana. Los padres de Emely fueron entrevistados por reporteros de NCDN.