Los restos de varios marinos de la Armada de Estados Unidos aparecieron en un compartimento del USS John McCain, dijo el martes el comandante de la flota estadounidense en el Pacífico, un día después de que el buque chocara con un petrolero en aguas del sureste asiático. Diez marinos están desaparecidos.

Las autoridades malasias encontraron otro cuerpo que aún no ha sido identificado, añadió el almirante Scott Swift en una rueda de prensa en Singapur.

La búsqueda de los 10 marinos se centró el martes en los compartimentos inundados del destructor dañado.

La colisión abrió un gran agujero en la banda de babor del destructor e inundó compartimentos adyacentes, incluidas literas de tripulación y salas de máquinas y comunicaciones. Cinco marinos resultaron heridos.

“Los buzos pudieron localizar algunos restos en esos compartimentos estancos durante la búsqueda hoy”, y añadió que por el momento no se sabía cuántos eran ni cuándo podrían recuperarlos.

Dijo que el cuerpo hallado por los malasios debe ser identificado para determinar si es uno de los marineros desaparecidos o no.

“Continuaremos las operaciones de búsqueda y rescate hasta agotar la probabilidad de hallar marineros”, dijo el oficial.

La autoridad portuaria y marítima de Singapur había indicado antes que ampliaría la zona de búsqueda de los marinos.

Los barcos y aeronaves singapurenses y estadounidenses centraban su operación en el centro de una zona de unos 2.260 kilómetros cuadrados (1.010 millas cuadradas), mientras que Malasia busca en la zona norte y Australia en el sur.

El USS John McCain colisionó el lunes con un petrolero cuando navegaba a Singapur para una escala portuaria de rutina tras realizar un patrullaje cerca de una de las islas artificiales construidas por China en el Mar de China Meridional.

Fue la segunda colisión importante de un buque de la 7ma Flota, basada en el Pacífico, y la Armada ha ordenado una amplia investigación. Siete marineros murieron en junio cuando el USS Fitzgerald colisionó con un buque de contenedores frente a Japón.

Hubo otros dos incidentes en el primer semestre del año que tuvieron menor difusión. En enero, el crucero de misiles teledirigidos USS Antietam encalló cerca de la base de Yokosuka, base de la 7ma Flota, y en mayo el crucero USS Lake Champlain de la 3ra Flota sufrió una colisión menor con un pesquero surcoreano.