“Dios está conmigo, nunca me va a dejar solo”, publicó el exponente urbano Ozuna en su cuenta de Twitter, tras ser vinculado por la Policía de Puerto Rico en el asesinato del narcotraficante Carlos Giovanny Báez Rosa, también conocido como “Tonka” y “Jova”.

Juan Carlos Ozuna Rosado, nombre de pila del artista, también agradeció a sus fanáticos por el apoyo recibido tras el incidente.

“A mis fanáticos fieles, los amo. Yo salí de abajo. Dios está conmigo, nunca me va dejar solo”, fue el mensaje del intérprete de “Corazón de seda”.

El vehículo del vocalista fue encontrado en la escena del crimen, según reportaron medios internacionales.

El abogado de Ozuna explicó que su cliente tuvo que emprender la huida del lugar por los disparos, al igual que las demás personas que se encontraban en el área.