El accidente de un tren en Barcelona causó hoy un total de 54 heridos, de los que sólo uno se encuentra en estado grave, aunque no se teme por su vida, según el balance definitivo de las autoridades locales.

Este balance rebaja la intensidad del accidente con respecto al inicial, que era provisional, y añade que otros 19 pasajeros fueron considerados como heridos “menos graves”.

Entre ellos el maquinista del tren, mientras que otros 34 han sufrido heridas y lesiones leves.

El accidente ocurrió a las 5.15 horas GMT cuando el tren regional llegó a la llamada Estación de Francia de Barcelona, momento en el que el convoy no pudo frenar e impactó contra un tope en el tramo final de la vía.

A pesar del siniestro, el servicio ferroviario en el resto de la estación, que dispone de un total de 14 vías, no se vio afectado.

Representantes institucionales de Cataluña se desplazaron a Barcelona para informarse sobre el accidente y seguir la evolución de los heridos, de la misma manera que lo hará a lo largo de la mañana el ministro español de Fomento, Íñigo De la Serna.

Según informaron a Efe las fuentes policiales, varias unidades y cuerpos de seguridad españoles ya están sobre el terreno investigando las causas del siniestro