SANTO DOMINGO.- El rapto y posterior asesinato del empresario Eddy Peña, de 34 años, fue dirigido por un ex empleado de su padre.

Se trata de Juan Carlos Zapata Mendoza (a) Kiko 7, de 31 años, quien habría cometido el hecho en venganza porque el padre de la víctima, en una oportunidad, lo sometió a la justicia por el robo de varias cuadros (obras de arte) y plantas ornamentales.

Eddy Peña, también de 31 años, fue encontrado muerto el martes en un solar baldío del sector Villa Fundación, de  San Cristóbal, con un  impacto de bala.

El lunes último los familiares de Eddy Peña denunciaron en la  Policía Nacional que su pariente había sido raptado por varias personas y que la última información que obtuvieron de él fue en la tarde, pues el GPS del vehículo que conducía daba ubicación por los alrededores de La Toma, en San Cristóbal.

La Policía dice que Zapata Mendoza (a) Kiko 7 es perseguido y se le exhorta a que se entregue “por la vía que entienda pertinente”.

Agrega que cualquier información sobre su  paradero puede ser ofrecida llamando los teléfonos 809-613-1457 y 809-613-1551, bajo confidencialidad garantizada.

0633e115-juan-carlos-zapata-mendoza-alias-quico-7_cdn-37-373x420