Como un caballo brioso, a todo galope, y con la inteligencia del águila que sólo vuela hacia los cielos brillantes y llenos de luz, se ha instaurado en Santiago el alcalde Abel Martínez, ocasionando gran revuelo en los que estaban dormidos.

Rompe los viejos esquemas de la dependencia del Gobierno Central y la obediencia política, así como las largas esperas de la burocracia para aprobar proyectos y el proteccionismo a quienes no cumplen con las normas establecidas y obstaculizan o retrasan los procesos de modernidad.

Su lema es no negociar la autonomía que le confiere la ley a los ayuntamientos, sino más bien arrebatársela a quienes se la hayan quitado a las anteriores autoridades locales, producto de la sumisión, clientelismo político y, en algunos casos, incompetencia en el “don de mando”.

Y así con los pantalones de la autoridad bien puestos, se ajusta la camisa de fuerza que le permite tranquilizar a los que se oponen al cambio, dando paso al óptimo aprovechamiento de las tecnologías que conducen derecho a la camino de la modernidad y al renacer de los santiagueros.

No es la primera vez que implanta una serie de reformas técnicas y administrativas en su gestión pública que ayudan a transformar las áreas que son de su facultad y consigue el respaldo de la gente, pero es la primera vez que tiene abiertos todos los frentes.

Hurgamos en su accionar y estas fueron las premisas.

Autonomía 

Usted va a todo galope. ¿A dónde quiere llegar? 
A devolverle al cabildo su verdadera función. Recuperar su autonomía, que no la tenía. La había perdido porque otros se la habían dejado quitar y no debió ser. La autonomía es innegociable.

¿Qué fue lo que le quitaron al cabildo?
Su poder de decisión y sus facultades. Nosotros exigimos el respeto a nuestra   competencia. Eso es innegociable. El Poder Ejecutivo cuando viene  a Santiago y va a aplicar alguna normativa tiene que hacerlo en coordinación con el ayuntamiento, y ¡bienvenido sea!.

¿Cómo usted impide injerencias?
Nosotros estamos claros. Nuestra competencia no la vamos a dejar a un lado para que otros la asuman. Lo que nos corresponde lo estamos asumiendo como manda la Constitución de la República, las leyes. Es cuestión de que los resultados se puedan ver y se están viendo. Así se consigue el debido respeto.

¿No le ha traído eso problemas con el Gobierno Central? 
Claro que sí. Y Con otros sectores. Por decisiones que hemos tomado hemos ido a los tribunales, pero se han ratificado nuestras facultades. Las instituciones pueden venir a desarrollar acciones positivas a nuestro municipio, pero nunca le vamos a conceder la facultad legal que nos corresponde.

Congreso-cabildo 

¿Utiliza usted la misma línea de trabajo que aplico en el Congreso? 
No. El cabildo se maneja diferente,  pues el Congreso Nacional aprueba las leyes para todo el país y el ayuntamiento para su jurisdicción. Además, una cosa es aportar y otra es ejecutar. Pero como experiencia sí es positivo.

¿Qué lineamientos y experiencias trajo de su curul? 
Las normas de gerencia que dieron resultado, y administrar con transparencia. Nuestra gestión fue la única que fue auditada y concluyó pulcra. Desde el cabildo mostraré también la ética y el manejo correcto de los recursos.

El alcalde

¿Usted encontró lo que buscaba aquí?
Nosotros sabíamos lo que era un ayuntamiento. Hemos visto qué nudos de botellas, problemas y procesos irregulares se presentan. Pero al día de hoy podemos decir que nuestro ayuntamiento no tiene una sola persona trabajando que no justifique su sueldo ni una compra mal hecha.

¿Cómo llega a la Alcaldía? 
Perdone la inmodestia pero la verdad es que yo no pensaba ser alcalde. Cuando un diputado, amigo o familiar me decía: “Tu vas a ser el alcalde” yo le decía: “Tú estás loco, No”.  Pero las condiciones políticas cambiaron, como todos saben vino una reelección y yo resulté candidato por Santiago.

¿Qué vino a hacer a la Alcaldía? 
A construir un Santiago donde todos podamos vivir en paz y donde haya respeto y, sobre todo, recobrar ese orgullo que siempre hemos tenido los santiagueros de ser los mejores y los primeros en muchas acciones.

Hay muchos problemas en Santiago. ¿Usted podrá con todos ellos? 
Nosotros vinimos a marcar la diferencia y lo haremos para que se revierta todo lo que era caos, incompetencia y atraso. Eso se puede conseguir con voluntad y nosotros la tenemos.

¿Con qué cuenta para asegurar que todo saldrá bien? 
Cuando llegamos a este ayuntamiento encontramos una crisis. No había de nada y no teníamos recursos para hacer lo que había que hacer. Pero yo no esperé que concluyera el período de transición. En ese tiempo me preparé y comencé a trabajar para cuando llegara el 16 de agosto ya le tuviera la solución a los santiagueros de los principales problemas de la ciudad.

El liderazgo 

Lo están visualizando como un líder.
¿No teme que le vuelen la cabeza si la saca mucho? 

Creo que las cosas hay que hacerlas bien, con voluntad, de manera correcta y hacer el trabajo. Caminar……  Que te confíen un liderazgo, bueno, nadie puede rechazar eso y más si te denominan así. Yo sólo hago lo que tengo que hacer.

Ante la crisis de liderazgo usted ha sido señalado con perfil de candidato presidencial. ¿Ha pensado en eso?
Creo que es extemporáneo para pensar en eso ahora.

¿En caso de que lo empujen a una candidatura Presidencial, como ocurrió con la Alcaldía, usted lo aceptaría? 
Toda nuestra concentración debe estar enfocada en transformar a Santiago y que las medidas que estamos aplicando puedan servir de referente y ejemplo. Que el modelo pueda multiplicarse hacia otros municipios.
Pero eso le da todos los puntos que necesita para postularse como Presidente.

No podemos predecir el futuro

El político
¿Qué tan político es usted?

En el Comité Político del PLD suscribimos un pacto firmado por los 35 miembros, en el que se determinó que todos los que tenían cargos públicos se quedarían como candidatos en el caso de los legisladores. Como Santiago no tenía una persona activa me dijeron que podía aspirar a la alcaldía y yo no quería.

¿Cómo obtuvo tanto favoritismo en tan poco tiempo?
Bueno…. Se abrieron las primarias en mi partido y participamos. Se hicieron  encuestas y quienes decían que yo debería aspirar fueron las encuestas, que indicaron que Abel Martínez ganaría a lo interno del PLD y cuando compitiera con el candidato de la oposición.

¿Fue un golpe de suerte o de trayectoria?
En un twit pedimos que la Comisión Política de Santiago nos midiera para ver la aceptación en Santiago. Se creó un revuelo nacional para quienes aspiraban a la Alcaldía y no querían encuestas porque les alteraba sus proyecciones. Y nada…. Fuimos a las Primarias de nuestro Partido, los resultados fueron contundentes, luego fuimos a la elecciones, competimos con el candidato del PRD y ganamos con amplio margen y más de lo que esperaban los demás partidos.

¿Cómo asumió ese triunfo de liderazgo?
Como un gran compromiso. No esperamos el 16 de agosto. Hablamos con el Ministerio de Obras Públicas, con el Presidente de la República y en plena transición empezamos a recoger basura, a estudiar lo que había que hacer y poder satisfacer las expectativas que se habían creado sobre mí.

Función pública
¿Cuál es su vida pública?

En la vida política estoy desde muy joven. Comenzamos con la función pública en 1997, como ayudante fiscal en el Distrito Nacional. Coordinamos las Cámaras Penales cuando estaba el Código de Procedimiento Criminal, dirigíamos a los fiscales del Palacio de Justicia que subían a las audiencias. Luego allá me nombraron Fiscal de Santiago y ahí transformamos lo que era el Palacio de Justicia, creamos el Departamento de Protección a la Mujer y asignamos oficinas de fiscales en la Policía en 1999.

 ¿Y su labor legislativa?
Aspiramos a diputado por Santiago en el año 2002. Ganamos con la valoración más alta de nuestra provincia. Aspiramos en un segundo período y ganamos como el más votado. Volvimos en un tercer período y entonces como diputado aspiramos a Presidente de la Cámara. El pleno me escogió de manera unánime por un año. (Las elecciones son por un año). Me escogieron 6 veces de manera consecutiva y con la anuencia de los diputados de todos los partidos y aquí estamos con un nuevo reto.

Modernidad
“La revolución de Santiago” le llaman a usted. ¿Qué es lo que ha hecho? 
Nosotros estamos enfocados en devolverle a Santiago su autoridad y facultad para ordenar el territorio, recuperar los espacios públicos, realizar el manejo correcto de los desechos sólidos, hacer que la gente pague arbitrios y que todo el mundo entienda que hay que colaborar para que la ciudad sea modelo.

¿Cuáles son las acciones concretas?
Hacer respetar las normativas eliminando todo foco de contaminación y arrabalización de los espacios públicos urbanos y que contaminen el medio ambiente. Y lo estamos logrando. Tenemos varias plataformas tecnológicas en las que nos apoyamos, como la aplicación móvil Cuéntame, que permite al ciudadano denunciar situaciones comunitarias que hay que resolver. Desalojamos tarantines de ocupantes ilegales, y en materia se seguridad tenemos el “Botón de pánico” en el Monumento de la Restauración, el cual la gente puede pulsar y activar como alarma o alerta de peligro.

¿Y qué es lo nuevo de su carpeta?
Tenemos proyectado proporcionar wifi gratis en la ciudad de Santiago y dotarla de luces led para ahorrar energía y reducir los costos de las iluminarias tradicionales. Eso será una realidad en los próximos dos meses.

¿Por qué se ha enfocado en los temas migración y seguridad?
Nosotros tenemos la tecnología.  Antes de llegar el 911 aquí a Santiago nosotros creamos el Centro de Control Municipal que permite detectar robos, atracos y otras fechorías y proteger la ciudadano. Claro, eso lo hacemos en coordinación con la Policía Nacional, la Fiscalía, los Bomberos y las autoridades de Migración. Estamos obligados a garantizar el ornato en los jardines y parques, pero también la seguridad y evitar la arrabalización de los espacios de parte de extranjeros y de dominicanos también.

LAS OBRAS DE ABEL

  • En materia vial: Prohibición de circulación de extranjeros “ilegales”
  • Espacios públicos: Eliminación de casetas y tarantines
  • En tránsito: Prohibir personas limpiando cristal de vehículos
  • Permisos: Otorgados mediante contrato firmado
  • Regulaciones: Vender comida con mandiles, guantes.bozales y gorros
  • Pago de impuestos: Obligatorios y consensuados entre las partes
  • Manejo de basura: Fijación innegociable de horarios y rutas
  • Adquisición de equipos: Compra de 15 recolectores de desechos sólidos
  • Innovación: Instalación de planta de reciclaje
  • Prohibición: Que carretilleros recojan basura y buzos hurguen vertederos Infraestructura: Modernización de la entrada de Santiago, 22 kilómetros.
  • Medio ambiente: Recuperación de parques, mercados y cementerios.
  • Ornato: Pavimentación y limpieza de de calles, aceras y contenes.
  • Embellecimiento. Pintura de murales en paredes arrabalizadas de los barrios.
  • Dejará en Santiago: Plataforma tecnológica para el desarrollo de la ciudad.

La autoridad

FACULTADES DE UN CABILDO

La ley 176-07 sobre Distrito Nacional y los Municipios establece en su Artículo 19 que su ámbito de competencia es el siguiente:

1. Ordenar el tránsito de vehículos y personas en las vías urbanas y rurales.

2. Ordenar y reglamentar el transporte público urbano.

3. Regular el uso de los espacios urbanos y rurales de su demarcación.

4. Prevenir y subsanar incendios en hogares, empresas o en el ambiente.

5. Realizar el planeamiento urbano y ordenamiento de su territorio.

6. Regular el uso y conservación de áreas verdes, parques y jardines.

7. Establecer las normas de salubridad y saneamiento ambiental.

8. Construir infraestructuras viales y reparar las que estén dañadas

9.- Realizar las compras y protección del equipamiento urbano.

10. Conservar las aceras, contenes y caminos vecinales en buen estado.

11. Preservación del patrimonio histórico y cultural de la demarcación.

12. Construcción y gestión de mataderos, mercados y ferias.

13. Construcción y gestión de cementerios y servicios funerarios.

14. Instalación del alumbrado público.

15- Limpieza vial, ambiental y ornato público.

16. Recolección, tratamiento y disposición final de residuos sólidos.

17.Promoción, fomento y desarrollo económico local.

Párrafo I: Los ayuntamientos pueden ejercer como competencias compartidas o coordinadas, excepto las que la Constitución asigne al Gobierno Central garantizándoles estar debidamente informado, el derecho a participar y a obtenr suficiencia financiera para su adecuada participación.

DATO
Inteligencia del águila

Águila significa brillo, claridad viva, luz y antorcha. Hacer volar el águila, según la expresión hermética, es hacer brillar la luz, liberándola de su envoltorio oscuro y llevándola a la superficie. En la iconografía universal el águila aparece siempre luchando con la serpiente. Los rasgos que impresionan de ella son la fuerza, la resistencia, la altura y audacia del vuelo. En varias culturas indias  se contrapone como figura solar y celeste al símbolo ctónico, el jaguar. Las plumas simbolizan los rayos del sol y se emplean en ornamentos rituales. Como “reina de las aves” alude a la realeza y a la divinidad desde épocas muy remotas; en la Antigüedad grecorromana simboliza y acompaña a Zeus (Júpiter). En el arte Romano  emprende el vuelo personifica el alma del soberano. En las legiones llevan el águila en su estandarte. Y en la Biblia encontramos como imagen del poder divino que todo lo abarca, o del vigor de la fe.