SANTO DOMINGO.- El nuevo presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Román Jáquez Liranzo, dijo que él y demás miembros de esta corte jurisdiccional están conscientes de que les espera una labor ardua en beneficio del fortalecimiento de la democracia de la República Dominicana.

Jáquez habló durante la toma de posesión de los nuevos jueces del pleno del TSE y sus suplentes, que fueron designados por el Consejo Nacional de la Magistratura esta misma semana y juramentados este viernes por el presidente de la República, Danilo Medina, en una ceremonia en el Palacio Nacional.

“Garantizamos el sistema electoral y de partidos, nos espera un duro trabajo, una labor ardua, en beneficio del fortalecimiento de nuestra democracia, que es nuestro compromiso”, manifestó.

Previamente, en su juramentación en el Palacio Nacional, Jáquez pidió al pueblo dominicano y al sistema del partidos que confíen en nosotros, la democracia va a ser fortalecida”.

Mientras que el presidente saliente, Mariano Rodríguez Rijo, dijo que la primera gestión del TSE cesó con la designación de los nuevos jueces y que todos los magistrados salientes les han dado la bienvenido con la disposición de darle todo el apoyo necesario como una expresión de fortalecer la institucionalidad.

Los jueces fueron posesionados por el secretario del Consejo Nacional de la Magistratura, doctor Frank Soto, y presentados ante la prensa, funcionarios y empleados del TSE por el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán.

Soto destacó el desempeño de los magistrados del TSE en sus primeros seis años de gestión, señalando que “cumplieron son su deber en el momento indicado y que las decisiones que tomaron fueron justas y que la patria se lo agradecerá“

A la toma de posesión asistieron, además, el presidente del Senado, Reynaldo Pared Pérez; la presidenta de la Cámara de diputados, Lucía Medina y el procurador general Jean Alain Rodríguez, todos miembros del Consejo Nacional de la Magistratura.

Mariano Germán dijo que la presencia de todos ellos era una forma de apoyar a los nuevos jueces en el inicio de su gestión.