“Déjenme trabajar”, fue la escueta respuesta del presidente Danilo Medina  a una pregunta de los periodistas sobre su opinión respecto a la petición que le hace un grupo de ciudadanos para que renuncie por la crisis que, aseguran, padece el país por el caso Odebrecht.

¿Presidente, qué opinión le merece la petición que le hacen para que renuncie a la presidencia? Déjenme trabajar, fue su respuesta sin detenerse cuando se dirigía  a abordar su vehículo luego de concluir  una reunión  con los desarrolladores del proyecto Ciudad Juan Bosch.

Un total de 88 ciudadanos suscribieron un manifiesto en el que piden la renuncia del presidente Danilo Medina y una renovación de la clase política dominicana, a propósito del escándalo de sobornos de la constructora Odebrecht que admitió en diciembre de 2016 haber pagado 92 millones de dólares en sobornos para adjudicarse obras públicas en el país.

Es la primera palabra que sale de boca del presidente  al respecto, después de que fuera publicado el documento firmado  por  los 88 ciudadanos, aunque luego cuatro, al conocer el contenido del manifiesto, solicitaron retirar su nombre del  mismo, por no estar de acuerdo con su contenido y otros por no haber sido consultados para usar su nombre.

El propósito de ese grupo también ha encontrado el rechazo de sectores  importantes de la sociedad, incluyendo al presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán, quien  defiende la institucionalidad democrática, y señaló  que el presidente Medina fue bendecido con el voto de la mayoría del pueblo en las pasadas elecciones.

Castaños Guzmán también los invitó a desistir de ese propósito para que no hagan lo que llamó “el ridículo popular”.

Otras personalidades y algunos medios de comunicación, entre los que figura LISTÍN DIARIO, han editorializado en rechazo a la petición de renuncia, destacando que primero están los recursos de la institucionalidad democrática establecidos en la Constitución de la República.

(+)
LAS CONSTRUCCIONES SIGUEN SU MARCHA

Sólo ayer, el presidente Medina inauguró, en una jornada, tres obras de infraestructura escolar, deportiva y de salud en el sector La Barquita. Estas obras están valoradas en cerca de RD$200 millones. El Polideportivo fue construido a un costo de RD$87, 216,314.23, ejecutado en un área de 2,400 metros cuadrados, mientras el liceo Sor Ángeles Valls, Fe y Alegría tuvo una inversión de RD$65,502,639.11. El Centro de Diagnóstico y Atención Primaria costó RD$60, 347,016.46.