La agria batalla judicial que mantiene el actor Johnny Depp con sus antiguos contables, miembros de una sociedad denominada ‘The Management Group’, ha proporcionado a la opinión pública un sinfín de datos sobre el maltrecho patrimonio económico del que fuera uno de los intérpretes mejor pagados del mundo y, sobre todo, curiosos detalles sobre algunos de sus gastos más estrafalarios.
Después de que la citada firma, que acusa al polémico intérprete de deberle millones de dólares en concepto de honorarios profesionales, revelara ante los tribunales que en los últimos años Johnny había desembolsado ingentes sumas de dinero en botellas de ron, viajes en jet privado, e incluso en hacerse con un cañón para lanzar por los aires las cenizas de un amigo fallecido; ahora ha vuelto a atacar con la publicación de numerosos correos electrónicos que profundizan en el supuesto carácter derrochador del famoso intérprete.
El principal objetivo de esta nueva maniobra legal es la de demostrar que, a diferencia de lo que alegaba Johnny Depp para justificar el impago de la deuda, ‘The Management Group’ no tiene responsabilidad alguna en la dinámica de pérdidas constantes que se desprenden de la situación financiera del intérprete.
De hecho, en varios de estos mensajes que han visto ahora la luz y que datan del año 2009 -poco antes de que el actor filmara una de las películas más denostadas pero rentables de su carrera, ‘The Tourist’-, la firma le alertaba de forma explícita sobre las graves consecuencias que acarreaba su ostentoso estilo de vida, de lo que se deriva una respuesta por parte de Johnny que, aunque deja claro que era consciente de sus problemas, marcaba ciertas líneas rojas a la hora de prescindir de ciertos lujos en su vida cotidiana.
“Gracias por lidiar con esta situación y por informarme de todo ello. De verdad que estoy haciendo todo lo posible por reducir gastos en mis vacaciones, pero solo puedo llegar a un cierto límite, porque tengo que dar a mis hijos y a mi familia los mejores regalos de Navidad que me pueda permitir, obviamente dentro de unos niveles razonables. Pero en lo referente a los viajes de avión, la verdad es que no tengo otra opción ahora mismo que la de evitar los viajes comerciales. Con tantos paparazzi a mi alrededor, volar en uno de esos aviones sería una p*** pesadilla de proporciones monumentales”, reza uno de los emails con los que el intérprete se comprometía a reducir costes.
En otra de sus comunicaciones regulares con sus ahora rivales en la corte, Johnny Depp se mostraba optimista ante el reto de sanear sus finanzas y les detallaba los millonarios ingresos que estaba a punto de recibir al encadenar tres grandes producciones cinematográficas en el transcurso de un año.

 

“Tenéis que saber que pronto estrenaremos ‘The Tourist’ y con ello ganaré cerca de 20 millones, de ahí pasaremos directamente a ‘Piratas del Caribe 4’ por otros 35 millones y más tarde presentaremos ‘Sombras Tenebrosas’, que serán 20 millones adicionales. Espero que con estas cantidades que me embolsaré con el trabajo de un año y con otros ingresos extra, podamos poner en orden esta situación”, les explicaba en otro de los mensajes que ha dado a conocer ahora la firma, una previsión económica que, lejos de hacerse realidad, no contaba con los elevados costes que se desprenderían de su millonario proceso de divorcio de Amber Heard.(Agencias)