Como dice la canción de “Sexy and I Know It” (en español: soy sexy y lo sé) del dúo de música electrónica LMFAO, Maluma es lindo y lo sabe.

Esa es su principal arma y consciente de ello sabe como usarla para seducir a sus seguidores.

Es lo que hizo el sábado por la noche, cuando presentó su Maluma World Tour, a una audiencia que se rindió a sus pies llegando incluso a desafiar la lluvia en el anfiteatro de Altos de Chavón.

Vestido de blanco y con gafas negras, el colombiano de 23 años tuvo un recibimiento que mostró el porqué es el fenómeno de popularidad que es. Previo a su llegada, la pantalla gigante tras el escenario proyectaba cómo un cronómetro marcaba el tiempo de espera, y las palabras “Pretty, Dirty, Boy”, mientras su voz en off decía: “ajá”, y las fanáticas gritaban de solo escuchar al artista.

“Latino, una bulla”, pidió Maluma, luego de hacer la interpretación de “Borro cassette”, tema con el que abría una presentación en la que una chica le lanzó algo parecido a un sostén, mientras él cantaba “Dime que me amas, aunque sea mentira”, línea del tema “El perdedor”. Un espectáculo en el que, como en casi todo show de reguetón, no faltaron los fuegos artificiales y vapores como géisers que salían de distintos puntos del escenario.

En su lista de temas no faltó “Cuatro Babys”, canción que ha sido tildada de misógina. Era el final de su concierto y para ello se hizo acompañar del cantante puertorriqueño Noriel.

Colaboraciones, Maluma y Wisin

Maluma y Wisin tuvieron éxito en su presentación en Altos de Chavón el pasado sábado.

Echando manos de sus éxitos, convirtieron el escenario de La Romana en una discoteca de piedra.

Los dos artistas de música urbana se auxiliaron de luces, fuegos artificiales, un cuerpo de bailarines de ambos sexos y pantallas gigantes, para llenar de energía al emblemático espacio abarrotado de sus seguidores.

El primero en salir fue Juan Luis Morera Luna, nombre real de Wisin, quien vestido de negro surgió dispuesto a encender la noche, que había sido mojada por una lluvia que antes del espectáculo amenazaba con echarlo a perder.

Pero no. El rapero boricua nacido hace 38 años inició con temas que invitaban a moverse como “Viva la vida”, y otros en los que comparte su voz con artistas como Ozuna (“Escápate conmigo”), Carlos Vives y Daddy Yankee (“Nota de Amor”), entre otras.

Esas y otras como “Vacaciones”, han dado a Wisin una ventana que lo acerca al vallenato o la cumbia.

“Gracias por la oportunidad”, dijo en varias ocasiones, y como muchos otros de sus colegas preguntó insistentemente que “¿Dónde están las mujeres?”.

Como sorpresa para la audiencia, al final de su participación llegó al escenario su compañero de carrera Yandel, con quien interpretó algunos temas de la etapa del llamado “Dúo de la historia”.

Tanto Maluma como Wisin se aprovecharon en este concierto de la ventaja que supone hacer una canción a dúo con otro artista popular. Esto es lo que sucedió el sábado, que ambos cantantes comparten el mismo hit y lo cantan en sus respectivas presentaciones, gracias a las facilidades de grabar en conjunto en la actualidad.