EN EL DOCUMENTO APROBADO HOY, LOS DIPUTADOS ACORDARON “DENUNCIAR EL FRAUDE CONSTITUCIONAL” DE LA CONVOCATORIA A ESTA CONSTITUYENTE

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), controlada por la oposición, aprobó ayer un acuerdo sobre la “inconstitucionalidad y nulidad” del decreto del presidente Nicolás Maduro con el que convocó a una Asamblea Nacional Constituyente.

En un debate en el que sólo participaron los diputados opositores se aprobó el acuerdo “sobre la inconstitucionalidad y nulidad de los decretos (…) sobre la fraudulenta convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente hecha por el presidente de la república en consejo de ministros”.

El encargado de presentar el acuerdo fue el diputado Omar Barboza, quien expuso que la Constituyente debe ser sometida primero a un referendo para consultarle al pueblo venezolano si desea que se realice el proceso.

Indicó que aunque en los artículos de la Constitución donde se establece la Constituyente no se menciona que se debe hacer un referendo, la Carta Magna debe interpretarse “integralmente”, pues señaló que en ella se establece que se debe acudir a este mecanismo “incluso para asuntos de interés parroquial”.

Dijo que Maduro puede tener la iniciativa de la figura, tal como establece el artículo 348 de la Constitución, pero que la convocatoria reside en el pueblo venezolano.

En el documento aprobado hoy, los diputados acordaron “denunciar el fraude constitucional” de la convocatoria a esta Constituyente “sin referendo popular, en contravención del artículo 347, conforme al cual el pueblo es el único que en su condición de depositario exclusivo del poder constituyente originario” que puede convocarla.

Asimismo, aprobaron denunciar “la usurpación de la convocatoria del poder constituyente originario que corresponde exclusivamente al pueblo”.

Los diputados opositores también pidieron al Poder Electoral, que recibió el pasado miércoles la convocatoria de Maduro, “respeto a la soberanía popular y a la Constitución” pues consideran que debe abstenerse de “dar curso a esa inconstitucional convocatoria”.

En ese acuerdo también se aprobó denunciar ante la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y algunos organismos internacionales, como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Organización de Estados Americanos (OEA), “la violación de los derechos políticos” de los venezolanos.

Los diputados consideran que esta convocatoria del Gobierno es para “ganar tiempo” y para “no realizar” elecciones y reiteraron que el oficialismo busca establecer una Asamblea Constituyente “tutelada”.

Barboza exhortó al jefe de Estado a retirar “esa supuesta convocatoria de la Constituyente” y a hacer lo “necesario para que se apruebe un cronograma electoral”.

La iniciativa de Maduro de modificar la Constitución surge en un escenario de protestas antigubernamentales iniciadas hace más de un mes que en ocasiones ha degenerado en hechos violentos, en los que han muerto 37 personas y centenares resultaron heridas y detenidas.