SI QUEDA EN LIBERTAD, ESTARÁ BAJO ARRESTO DOMICILIARIO

Una mujer de California acusada de matar al padre de sus dos hijos podría salir de la cárcel tras presentar una fianza sin precedentes de 35 millones de euros recaudada por amigos adinerados, familia y socios con vínculos con China.

Tiffany Li se declaró no culpable de asesinato y de ordenar a su novio y a otro hombre que matasen a Keith Green y se deshiciesen de su cuerpo. La fiscalía dice que temía perder la custodia de sus hijos.

Li fue arrestada en mayo en Hillsborough, un adinerado suburbio a 32 kilómetros (20 millas) al sur de San Francisco.

Según el abogado de Li, personas relacionadas con su madre recaudaron cuatro millones de dólares en efectivo y comprometieron otros 61 millones en propiedades. California exige el doble de fianza si se avala con propiedades en lugar de con efectivo. Si queda en libertad el jueves, Li estará bajo arresto domiciliario y monitoreada las 24 horas del día hasta su juicio, previsto para septiembre.