CON RELACIÓN A UNA POSIBLE SUSPENSIÓN DE PARTE DE GRANDES LIGAS POR CARGOS DE VIOLENCIA DOMÉSTICA

El destino de Jeurys Familia para comenzar la temporada 2017 pronto será definido, ya que el cerrador de los Mets regresó a Nueva York para reunirse con el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, de acuerdo a Mike Puma, del New York Post.

Detenido por cargos de violencia doméstica a finales de octubre, Familia estaba supuestamente borracho y fuera de control, según el reporte policial. Aunque los cargos fueron eventualmente retirados, una suspensión de hasta 40 juegos sigue siendo una posibilidad.

Una decisión sobre el futuro inmediato de Familia se prevé dentro de las próximas 48 horas, según Joel Sherman del New York Post.

El cerrador de los Yankees de Nueva York, Aroldis Chapman, recibió una suspensión de 30 partidos para comenzar 2016, y fue el primer jugador en ser suspendido bajo la política de violencia doméstica de Las Mayores.

Familia, que lideró las ligas mayores con 51 salvamentos en 2016, será reemplazada por Addison Reed para comenzar la temporada a menos que sea exonerado de la sanción.

El jugador de los Mets José Reyes recibió una suspensión de 52 partidos por una infracción a esa política mientras jugaba para los Rockies de Colorado. Sus cargos también fueron retirados.