BRUSELAS.- Legisladores europeos amagaron con imponer la visa a los estadunidenses, en respuesta a la política migratoria de Donald Trump.

Este jueves, el Parlamento Europeo votó en favor de que la Comisión Europea, que es el Poder Ejecutivo del bloque, niegue la entrada a todo ciudadano de EU que no tenga visa.

La exigencia es en respuesta a la negativa del Presidente republicano de dar acceso sin visa a los ciudadanos de Polonia, Croacia, Chipre, Rumania y Bulgaria, países que forman parte del bloque comunitario.

En tanto, 57 países, entre ellos Suecia, Canadá y Finlandia, anunciaron que donarán 200 millones de dólares para financiar a organizaciones de planificación familiar que se quedaron sin el apoyo estadunidense con la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Proponen visado a estadunidenses

Parlamentarios europeos votaron el jueves para que se les niegue a los ciudadanos de Estados Unidos el acceso sin visa a la Unión Europea (UE) dentro de dos meses porque Washington no permite que algunos personas del bloque continental entren libremente a su país.

La votación del Parlamento Europeo busca poner presión sobre la Comisión Europea, el poder ejecutivo del bloque, para que decida una suspensión de un año en represalia por la negativa de Washington de dar acceso sin visa a ciudadanos de Polonia, Croacia, Chipre, Rumania y Bulgaria, que son miembros del bloque de 28 estados.

“La Comisión Europea está legalmente obligada a tomar medidas para reintroducir temporalmente una obligación de visa para los ciudadanos de Estados Unidos, dado que Washington se rehúsa a dar acceso a su territorio sin visa a los ciudadanos de cinco países de la UE”, indicó el Parlamento.
Este voto se da en momentos en que las relaciones entre Bruselas y Washington están plagadas de desconfianza desde la elección del presidente estadunidense, Donald Trump, que en varias ocasiones criticó a la UE y celebró el Brexit.

Un funcionarios de la Comisión Europea dijo que hay un diálogo con el gobierno de Estados Unidos para “presionar para que haya completa reciprocidad en visas”, pero no quiso decir si habrá medidas pronto.

La Comisión Europea, que no impone ninguna visa a los estadounidenses que ingresan en la UE por menos de tres meses, pide desde 2014 que Washington aplique reciprocidad de exención que beneficie a los más de 500 millones de ciudadanos europeos.

Bruselas no quiere iniciar un nuevo frente de conflicto con Estados Unidos. En diciembre de 2016, el comisario para temas de Migración, Dimitris Avramopoulos, había asegurado que el tema figuraba “entre las prioridades a tratar con las nueva administración” estadunidense.

Pero al mismo tiempo explicó que el Ejecutivo europeo también debe “tener en cuenta las consecuencias de una suspensión de visados para las relaciones exteriores de la UE y de sus Estados miembro”.

jt/am