SANTO DOMINGO.- El presidente Danilo Medina acogió los resultados de la investigación en torno al asesinato de los locutores Leónidas Martínez y Luis Manuel Medina y sometió el caso al Ministerio Público.

El Gobierno explicó en un comunicado que el Gobierno que se apresta a depurar todas las responsabilidades en torno al doble crimen y a ejecutar “de inmediato” las recomendaciones de una comisión oficial que investigó las circunstancias del suceso.

“Nuestra tarea a partir de ahora es depurar todas las responsabilidades relacionadas con dichos hechos, así como garantizar que, bajo ningún concepto, se produzcan situaciones similares en el futuro”, dijo Gustavo Montalvo, ministro de la Presidencia.

Martínez y Medina fueron asesinados el 14 de febrero pasado en San Pedro de Macoris por José Rodríguez, quien un día después se suicidó tras verse rodeado de agentes de la Policía.

Rodríguez, quien también hirió de gravedad a Dayana García, secretaria de la emisora, al parecer cometió el hecho frustrado por el sistema “nada transparente y seriamente cuestionable” con el que opera el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), al que compró unos terrenos que nunca le entregaron.

El CEA es un organismo del Estado dominicano propietario de parte de los terrenos que otrora se utilizaban para la siembra de caña de azúcar, que décadas atrás era la espina dorsal de la economía local.

“Esta gestión de Gobierno ha exigido y continuará exigiendo a todos sus funcionarios que deben velar por cumplir con los máximos estándares de honestidad y respeto a la ley, así como con la transparencia y ética en el servicio público a la ciudadanía”, explicó Montalvo en el comunicado.

La comisión que investigó las circunstancias que rodearon los asesinatos recomendó que una “nueva dirección del CEA emprenda profundos cambios para superar las debilidades gerenciales, financieras y administrativas crónicas que afectan a ese organismo”.

Asimismo, que la eventual nueva dirección designada en el CEA apoye los trabajos de otra comisión creada el año pasado por Medina, encargada de investigar y auditar todo el proceso de venta y arrendamiento de terrenos propiedad de esa institución estatal.

También, aplicar una depuración “rigurosa” de la nómina del CEA, así como rescindir todas las operaciones que el organismo aún no haya concluido.

Además, que el informe que han elaborado se remita al Ministerio Público para determinar si en la venta de terrenos del CEA en San Pedro de Macorís hay responsabilidad penal.

Martínez, director de la emisora FM 103 y Medina, fueron tiroteados por Rodríguez en el local de la estación en la ciudad de San Pedro de Macorís. Medina, incluso, estaba transmitiendo en vivo cuando fue ultimado.

El asesinato de los locutores provocó la condena de los gremios de prensa de República Dominicana y de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que instó a las autoridades “a esclarecer los asesinatos para conocer las causas y llevar a los responsables ante la Justicia”.

Los dos comunicadores eran muy populares en su provincia, donde conducían el programa “Milenio Caliente”, y Medina, además, era la voz comercial del equipo de béisbol profesional dominicano las Estrellas Orientales.

jt/am