SANTO DOMINGO.- La declaración de inadmisibilidad del procedimiento de homologación del acuerdo entre Odebrecht y el Estado dominicano que emitió este miércoles el juez José Alejandro Vargas demuestra que el Gobierno ni el el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) controlan el sistema judicial del país, afirmó ministro de Turismo, Francisco Javier García.

Mediante el convenio la empresa brasileña se comprometió a pagar 184 millones de dólares, el doble de la cantidad que admitió haber pagado en sobornos a funcionarios de la República Dominicana que le garantizaban la adjudicación para construir obras del Gobierno.

Vargas señaló en su dictamen que la homologación del acuerdo requiere de un procedimiento procesal de mayor rigurosidad jurídica que la figura de la conciliación, ya que la misma es para dirimir conflictos “entre querellantes y querellados”.

El ministro García dijo que el PLD ha sido el más favorecido con la resolución del magistrado del Décimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional en torno al pedido

“Esa decisión es la mejor demostración de que el PLD no controla la justicia y que al presidente Danilo Medina no le interesa controlar la justicia”, subrayó García en el programa Hoy Mismo, donde fue entrevistado por Dany Alcántara y Luis Mejía.

Agregó que “en el Gobierno, como gobierno, esto no dice nada. Quien tiene que seguir trabajando es la procuraduría General de la República, que tiene independencia y mandato para trabajar este caso”.

Asimismo, declaró que “ninguno de los presidentes tiene nada que ver con lo denunciado en torno al escándalo de la Odebrech, porque la estructura del sistema estatal de compras y contrataciones deja fuera a los presidentes, los cuales no se inmiscuyen en ese proceso”.

De igual modo, alertó sobre la existencia de sectores políticos “camuflageados” que pretenden aprovecharse de la propuesta contra la impunidad levantada por el Movimiento Verde.

“El Movimiento Verde es de carácter social, que lo comienzan a trabajar grupos de jóvenes, que surge contra la impunidad, parecido al Movimiento por el Cuatro por Ciento, pero hay sectores que pretenden apropiarse de una bandera ajena”, afirmó.

Recordó que cuando Luis Abinader fue candidato presidencial nunca se expresó contra la impunidad.

“A mí me llama poderosamente la atención que Luis Abinader pronuncie un discurso antes de que el presidente hable el 27 de febrero conminándolo a que se refiera a Odebrech, cuando ya el presidente dijo que iba hablar de Odebrech, y después de que el presidente habla, vuelve y pronuncia otro discurso”, indicó.

Opinó que “eso fue un error del partido de Abinader (PRM), porque es la única vez en la historia del país que yo he visto que un aspirante presidencial, en menos de una semana, pronuncia dos discursos, y no pronunció tres porque la semana era de cuatro días laborables”.

jt/am