NIÑO DE SEIS AÑOS ATRAE POR INTELIGENCIA Y FUIDEZ AL HABLAR

Derek Hugo es un niño dominicano que con apenas seis años de edad se ha convertido en toda una sensación en las redes sociales.

La inteligencia, su fluidez al hablar y la ternura que lo caracteriza en sus videos, los cuales son difundidos en Facebook y Youtube; han hecho de él una especie de súper estrella con miles de visitas a su portal.

La manera de decir su frase “estoy felicísimo” y su constante reclamo de que Willy (su hermano) lo vive molestando, han captado la atención de una legión de cibernautas que lo disfrutan cada vez que publica una grabación de algunos de los momentos diarios de su vida.

Sin embargo, no todo es felicidad. Derek Hugo se encuentra actualmente en Nueva York, Estados Unidos, junto con su madre y su hermano para recibir tratamiento médico por motivos de salud; ya que padece una condición especial en los huesos que no le permite estirar las extremidades.

Le gustaría ser doctor
Pero esas complicaciones no han podido borrar de su rostro risueño el humor y las buenas vibras que lo han catapultado al estrellato cibernético. El alcance de la fama de Derek es tal que medios internacionales como “Despierta América” pusieron el ojo sobre él y lo entrevistaron de manera especial.

“Antes que ser artista prefiero ser doctor”, responde el niño sensación a una de las periodistas del programa de televisión que le preguntó sobre sus anhelos.

Dice que desea ser doctor para ayudar a las personas que no tengan recursos y que padezcan su misma condición de salud. “Mi madre me dice que me daría bueno como abogado, pero prefiero ser doctor para así ayudar a todos aquellos que lo necesiten, a los niños, a los que tengan mi problemita”, sostiene con seguridad y firmeza.

Su mensaje a los niños
Él parece tener la edad de un adolescente. Al escuchar como Derek se expresa de manera inteligente y fluida, las personas piensan que están hablando con un hombre que no desarrolló su físico. Pero no, este niño solo cuenta con 6 años de edad y ve la vida de una forma muy optimista.

Es por eso que no duda en enviar un mensaje a los niños del mundo. “Quiero decirles a los niños del mundo que no son felices, que no se rindan de luchar por ser felices, porque siempre hay un camino para ser feliz, siempre crean en Dios”, expresa.