Niza, Francia. Un marido infiel francés presentó demanda contra la empresa californiana de reservación de autos con chofer Uber en Grasse (sureste), acusándola de causar su divorcio por una falla informática que reveló a su mujer sus desplazamientos.

“Mi cliente fue víctima de una falla atribuible a la aplicación. Hay una opción para de desconectarse, pero en su caso no funcionó y eso le perjudicó en su vida privada”, explicó a la AFP el abogado David-André Darmon, quien confirmó la información del diario Le Figaro.

Según el diario, que se refiere a 45 millones de euros de indemnizaciones reclamadas por el demandante, las notificaciones de los desplazamientos del empresario levantaron “sospechas de infidelidad” en su esposa.

El demandante habría abierto una sesión Uber en el teléfono inteligente de su mujer para pedir un vehículo. Incluso desconectado, el smartphone de su esposa siguió recibiendo las notificaciones de Uber.

Interrogado sobre el cálculo de la indemnizaciones pedidas a la empresa Uber, Darmon dijo que no podía “hacer ningún comentario sobre las cifras ni sobre la vida de mi cliente, que decidió ser discreto y conservar el anonimato”, agregó el abogado.

“La falla no se limita a un caso individual”, indicó Le Figaro, cuyos periodistas lograron reproducir la experiencia del demandante.

“Un primer iPhone, conectado y luego desconectado de una cuenta Uber, recibe siempre las mismas notificaciones que otro iPhone desde el cual se ha lanzado una solicitud de servicio”, añade el diario.