El Tribunal Superior Administrativo (TSA) falló ayer a favor del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales al rechazar suspender de forma provisional la resolución mediante la cual esa institución dispuso el desalojo de los ocupantes en el Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo), en Constanza, en un plazo de 120 días, el cual, según, Medio Ambiente, vence este domingo 29 de enero.

El presidente del TSA rechazó la solicitud de medida cautelar interpuesta por las empresas Granja Mora, Flores Purama y Flores Antillana, que operan en Valle Nuevo, las cuales pedían la suspensión de manera provisional de la resolución del Ministerio de Medio Ambiente hasta que el TSA conozca un recurso contencioso que sometieron esas tres compañías en demanda de la nulidad de esa disposición.

El juez Rafael Vásquez Goico determinó que la adopción de la medida cautelar solicitada por esas tres empresas afectaría o perturbaría gravemente el interés general, lo cual considera violaría la letra C de la Ley 13-07 sobre traspasos de competencia del TSA.

El magistrado también rechazó el pedimento formulado por las empresas para que el tribunal fije el punto de partida del plazo para realizar el desalojo establecido en la resolución 14-2016, emitida el 29 de septiembre de 2016 por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El magistrado entendió que esa solicitud se trata de un pedimento que tendría como consecuencia una decisión definitiva, es decir, de naturaleza no provisional.

La sentencia fue leída por la secretaria del tribunal, Austria Ramírez, en presencia de abogados que representan las partes. Luego del fallo, el abogado de las empresas, Manuel Fermín Cabral, dijo que seguirán ejerciendo acciones legales, las cuales no mencionó. Expresó que en su momento serán anunciadas, pero que primero esperarán lo que harán las autoridades de Medio Ambiente.

“Dependiendo de lo que ellos hagan (Medio Ambiente) nosotros vamos a ejercer acciones legales”, manifestó.

Al referirse al fallo, el cual expresó que respeta, consideró que el juez lo que hizo fue recoger que el interés general le da prerrogativa al Estado para emprender acciones sin importar que hayan violado derechos.

“El juez básicamente lo que ha hecho es resaltar el tema del interés general, algo que ya nosotros habíamos dicho en el proceso de que era muy probable de que esto pasara, de que el interés general siempre sirviera como una especie de licencia para matar la tutela judicial”, subrayó el abogado.

Dijo que es una guerra que tendrá muchas batallas y que la de ayer es la inicial. Puntualizó que aunque no se celebran audiencias para decidir el recurso contencioso que presentaron las empresas en busca de la nulidad de la resolución, solicitarán al tribunal que fije una a fin de que los medios de comunicación tengan acceso al proceso.

La pasada semana, el juez Rafael Vásquez Goico también rechazó una solicitud presentada por esas tres empresas de que sea regularizada la fecha de vencimiento del plazo para el desalojo. Las empresas alegan que el plazo concluye el 10 de marzo de ese año y no el 29 de enero como sostiene el Ministerio de Medio Ambiente.

Productores y Medio Ambiente
Productores del parque Nacional Valle Nuevo advirtieron ayer que no aceptarán su desalojo previsto para el próximo domingo y advirtieron que los militares están impidiendo que lleven a sus parcelas todo tipo de herramientas y agroquímicos, mientras los trabajadores haitianos indocumentados han sido recogidos por autoridades de Migración y soldados.

Mientras el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito, al recorrer ayer varias comunidades de Valle Nuevo, dijo que ese es un patrimonio de todos los dominicanos y que hay que cuidarlo.

Al escuchar inquietudes de las personas que viven en la zona, dijo que el interés del Ministerio de Medio Ambiente es integrarlos al cuidado del parque y contribuir con la mejoría de su calidad de vida, que tengan seguro médico y que la escuela se integre a la tanda extendida.

Domínguez Brito explicó que como parte de los proyectos gestionarán financiamiento con el Banco Agrícola para promover invernaderos, pero que ello se haría fuera del parque Valle Nuevo.

Les advirtió a los productores que ya no pueden seguir sembrando en la zona protegida y que las autoridades trabajarán junto a ellos para seguir protegiendo el lugar. Dijo que Valle Nuevo es la madre de las aguas y que si no hacen esto ahora, en 20 años no contarán en ese preciado recurso.

El funcionario saludó la sentencia del Tribunal Superior Administrativo que rechaza suspender la ejecución de la resolución emitida por Medio Ambiente para el retiro el 29 de este mes de todas las herramientas agrícolas y de los productores de Valle Nuevo.

SECERDOTE ABOGA POR DIÁLOGO
El párroco de la iglesia La Cátedra de San Pedro de Constanza, Rafael Mendoza, abogó por un diálogo sincero entre el Ministerio de Medio Ambiente y los agricultores de Valle Nuevo, como solución al problema generado a raíz de la resolución 14- 2016 de la institución estatal que otorgó un plazo de 120 días para que abandonen sus cultivos en el Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier.

Ante el plazo, que se cumple este domingo, hay muchas expectativas en esta localidad y gran parte del país sobre lo que realmente va a suceder, lo que mantiene a los agricultores, especialmente de las áreas de El Convento, Montellano, La Siberia, Pinalito y El Castillo, en una incertidumbre sobre cuál será su suerte tan pronto las autoridades decidan poner en práctica la referida resolución. El religioso consideró que el Estado no debe dejar desamparadas a tantas familias que viven de los cultivos en la zona de conflicto.

Sin embargo, Mendoza revela que se deben buscar alternativas que satisfagan las demandas de los productores, que han optado por el diálogo antes que seguir con la protesta que habían realizado en días pasados, bloqueando la carretera que da acceso a Valle Nuevo y otros puntos de interés turístico.

“El plazo, prácticamente se vence el domingo; entonces esperamos que por lo menos haya una propuesta que sea efectiva para todos, que sea buena, porque a veces hay propuestas que son muy ilusorias, como las que he visto por ahí, que hablan de ochocientos setenta y ocho millones de pesos, como tan sencillo y tan simple”, refirió Mendoza. Dijo que la propuesta de solución del impasse debe ser racional, porque a su juicio el país no tiene dinero a botar, sino que lo que se quiere es una solución del conflicto. “Nosotros esperamos en Dios que antes del domingo haya una propuesta que sea viable para todos”, concluyó.