NUEVA YORK.- Un tramo de la calle 167 y la avenida Edgecomb, en el vecindario Washington Heights, del Alto Manhattan, se abrió y se tragó literalmente a dos vehículos.

Otros vehículos fueron retirados de la zona por “razones de precaución”.

El hecho ocurrió alrededor de las 3:30 de la madrugada de este lunes, cerca de la escuela Hermanas Mirabal.

La causa fue la rotura de una tubería principal de agua.

La vía fue cerrada hasta la calle 170.

jt/am