A pesar de que todos conocemos todos los males que se desprenden desde la Policía Nacional, no menos cierto es que esta institución todavía alberga buenos hombres, buenas mujeres.

No ha dejado de sorprenderme la muestra de agradecimiento y gratitud de la oficial Dinorah Gómez, quien se arrodilló en el estacionamiento de la Policía Nacional para salir por la puerta grande, con la frente en alto, sin una mancha, luego de 35 años de servicio a la Patria.

El sueldo que percibía según contó la Mayor retirada en el Show del Mediodía le alcanzó para sostener su familia sin tener que justificar una acción indebida durante el tiempo que se mantuvo en la llamada Institución del Orden.

“Les exhorto a que salgan así mismo, como yo, gracias Dios, salgan compañeros míos, así mismo, no desordenaren su Patria nunca, nunca la desordenaren, como la mantuve yo, me voy orgullosa de haber pertenecido a la Policía Nacional y a mi Patria haberle servido, gracias ” dijo Dinorah en el video que se convirtió viral en las redes sociales de la República Dominicana.

Dinorah es un ejemplo de esperanza, honestidad, como ella hay muchas otras que prefieren comerse un pan con huevo y dormir en paz que irse tras los millones en actos delictivos, dinero de drogas, o sobornos.

Si usted conoce a esta señora, le puede dar un abrazo de parte mia. Que Dios la bendiga, eso que ella expresó de forma autentica y sincera es lo que habita en su alma.