SIN EMBARGO, DIJO QUE PARA ESE CONTRATO DE 161 MILLONES DE DÓLARES NO HUBO INTERMEDIARIO

Roberto Rodríguez, exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), durante el gobierno de Hipólito Mejía dijo que durante su gestión se hizo el acueducto de la Línea Noroeste a través de la empresa constructora Odebrecht, la cual no contó con intermediación.

El dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), dijo que para la construcción de la obra se hizo un consorcio a través de una licitación Internacional donde la mejor evaluación la obtuvo la constructora Odebrech.

Manifestó que como el consorcio Andrade Gutiérrez tenía el dinero y con el tecnicismo de Odebrecht se construyó el acueducto de la Línea Noroeste.

“Estamos convencidos de que esto se hizo de la mejor manera posible, ahí hubo un consorcio fruto de un llamado internacional que se hizo a compañías interesadas en construir el acueducto de la Línea Noroeste, donde la mejor evaluación la obtuvo Odebrecht y como Andrade y Gutiérrez tenía el dinero, se usó ese dinero y el tecnicismo de Odebrecht para construir el acueducto”, acotó.

Aclaró que el primer contrato de la obra se firmó en el año 1999, durante el gobierno de Leonel Fernández y que cuando él llegó a INAPA le dio seguimiento.

Explicó que el costo de la referida obra era de 161 millones de dólares y que cuando ellos llegaron, le dieron seguimiento.

Sostuvo que la obra no se terminó ya que la dejó en 80 por ciento, por lo que no sabe que paso con el 20 por ciento.

“El costo del proyecto era de 161 millones de dólares, cuando entramos y de 161 millones de dólares cuando salimos, lo dejamos en un 80% y no sé qué pasó con el otro 20%”, reiteró.

Tras ser preguntado si Ángel Rondón participó durante la negociación, guardo silencio.

El exfuncionario habló en esos términos a su llegada a la Procuraduría de la República, donde fue citado a fin de ser interrogado en torno a la investigación llevada a cabo a raíz de que Odebrecht admitiera que dio sobornos en el país por el monto de 92 millones de dólares para que le otorgaran contratos de construcción de obras.