SANTO DOMINGO.- La Policía identificó a cinco oficiales y un alistado cuya cancelación fue recomendada por la Dirección Central de Asuntos Internos debido a su supuesta implicación en la puesta en libertad de Brayan Félix Paulino, lugarteniente del abatido John Percival Matos, quien dirigía una banda a la que se atribuyen al menos tres asaltos a plazas comerciales del Gran Santo Domingo.

Se trata de los capitanes Ricardo Andújar Jaspe y Severo Lachapel, el primer teniente Severo Javier Turbí, los segundo tenientes Miguel Corporán Tiburcio y Santo Martínez de los Santos, así como el sargento Juan Carlos Jiménez.

Andújar Jaspe habría sido sobornado con 15 mil pesos por Brayan.

Lachapel y Javier Turbí, de su lado, habrían recibido 3 mil 500 pesos para devolverle al asaltante la motocicleta en la cual transitaba al momento de su arresto el pasado 12 de diciembre, 13 días antes de haber participado en el asalto al banco Popular de Plaza Lama.

Corporán Tiburcio, quien era el oficial del día, fue amonestado porque no le dio entrada a Félix Paulino ni a la motocicleta en el libro de novedades, aunque no se pudo comprobar que recibió dinero para ello.

A Martínez de los Santos se le imputa negligencia por haberle dado salida al detenido sin haberlo visto físicamente, por lo que fue cancelado.

Brayan fue detenido en San Cristóbal el 12 de diciembre por una patrulla integrada por los rasos Isaac Corporán Florencio y Luís Gabriel Cleto Mañón, a quienes el entonces fugitivo ofreció 5 mil pesos para que no lo llevaran al cuartel.

Esa misma noche, Brayan llamó por teléfono a Reivi David Corporán (La Culebra), quien fue al cuartel y ofreció dinero por la libertad del primero, pero no logró su objetivo, por lo que regresó a las 7:00 de la mañana del día siguiente y el capitán Andújar Jaspe aceptó 15 mil pesos y liberó al detenido, que en ese momento se identificó como Víctor Alfonso Méndez.

Al momento del arresto de Brayan, otra persona que se encontraba en una jeepeta gris y que después se supo que era Percival Matos, se alejó velozmente.

Una vez en el cuartel de San Cristóbal, Corporán Florencio y Cleto Mañón entregaron al detenido y su motocicleta al oficial de turno.

jt/am